Archivos de la etiqueta: arte

Cuando empiezas un proyecto lo haces con muchísima ilusión y un poco de temor por no saber cuando finalizará y como quedará.

A veces ves cosas que te gustan, la mayoría de ellas puedes comprarlas, pero hay personas a las que nos gusta intentar hacerlo nosotros, cuando hay tiempo, materiales y te ves con capacidad suficiente. Hace tiempo que sigo en instagram a “los platos del pan” y me tienen enamorada, cada plato es una maravilla; y de ahí me surgío la idea de hacer la mía propia, aún espero que algún día alguíen me regale unos platos suyos jaja pero mientras tanto ya tengo los míos.

En este caso como es un proyecto propio no tenía prisa, y lo he ido haciendo en ratos tranquilos, con tiempo, sin prisa y con paciencia.

El secreto esta en no abanonarlo, aunque lo dejes mucho tiempo en “stand by”, saber que solo es eso, un parón, no un “hasta nunqui”

Y por fin llega el día en que lo ves completo, y juntos tienen armonía, y ahora… con infinitas ganas de empezar a utilizar mis platos.

vajilla                platos-llanosdsc06516platos-chicos

Mis preferidos:

orquidealibelula

Aunque no gusto la idea de comeer en bichos.. soy bióloga y al final lo natural me tira. Una mesa con color es una mesa con alegría!!

No hay comentarios
Entrada etiquetada como: , , , ,


He tardado un poco más en publicar esta semana, pero sólo es porque necesitaba tiempo para dibujar lo que quería expresar.

arte

El fin de semana pasado vi un video que decía que los artistas son/somos unos muertos de hambre, y he sentido la necesidad de escribir sobre ello.

¿Realmente se puede llamar a los artistas muertos de hambre? Yo creo que sí, los artistas son unos muertos de hambre, porque piensan más en los demás, en crear, en sentirse realizados con lo que hacen que en obtener beneficio económico, y eso en esta sociedad, se disfruta pero no se aprecia. No tienen una nómina fija, y eso no es seguro para vivir… pero ¿será suficiente para ser feliz?

La vocación es algo costoso y que te pide un esfuerzo mucho mayor que cualquier otro trabajo, porque al final quedan los que triunfan, pero hay millones de artistas por el mundo que pocos conocemos, pero indudablemente harán felices a los que los disfruten; seguro que han sacrificado más de lo que pensamos por su profesión, y no los valoramos. Los artistas se dedican a lo que les gusta, no a lo que hacen mejor; quizás hay artístas que podrían ser más ricos dedicandose a otra cosa, pero el arte es vocacional.

El arte no está regalado (cuesta sangre sudor y lágrimas), pero es un regalo.

¿Qué el arte no es medible y no sirve para nada?

Me ha resultado curioso escuchar que el arte no sirve para nada, y que todo sería igual sin él, el mundo es arte. El arte es lo que nos distingue de todo, el arte es lo que nos ha llevado a donde estamos, fue un artista que inventó la luz, la rueda o los edificios,… todo el que ve más allá de lo que ya existe, y nos enseña a mirar de otra manera.

“MIRA Longo” porque en esta vida no podemos dejar de mirar siempre más allá. Vivir el presente es lo más importante, pero sin dejar de pensar a donde quieres llegar, ese objetivo puede cambiar, puedes no llegar y lleva a decepciones, pero por el camino habrás hecho cosas maravillosas con la ilusión de conseguirlo, el camino es el que te enseña a llegar a la meta. Y como decían en la película “P.D.: Te quiero: MI TRABAJO ES CREAR”

Porque el arte en general es eso, ilusión, belleza, alegría, compasión, esperanza, tristeza… el arte evoca en nosotros todos los sentimientos que como humanos, deberíamos sentir; y que en esta vida en la que el dinero lo mueve todo, y dejamos a un lado lo que queremos por lo que debemos hacer, nos queda esa ventana de humanidad.

Sigmund Freud dijo: “La función del arte en la sociedad es edificar, reconstruirnos cuando estamos en peligro de derrumbe”

A mí el arte: el cine, los edificios bonitos, un músico callejero o música en mis cascos, un mimo, una pintura llena de sentimiento, el color,… me emociona, me hace sonreír, me hace persona, ¿y a ti?

guitarrista malabarista mimo violinista